Pino silvestre

Denominación

Científica: Pinus sylvestris L.
Española: Pino silvestre. Pino Valsain; P. Soria, P. Albar, P. rojo, P. Norte, P. Flandes. P. Riga.

 

Procedencia

Asia y Europa

Pino silvestre. Pino Valsain; P. Soria, P. Albar, P. rojo, P. Norte, P. Flandes. P. Riga.-procedencia
pino-silvestre
pino-silvestre

Descripción de la madera

  • • Albura: Amarillo pálido.
  • • Duramen: Rojizo.
  • • Fibra: Recta.
  • • Grano: Medio a fino.
  • • Defectos: Nudos pequeños a grandes, sanos y saltadizos medianamente frecuentes. Bolsas de resina pequeñas.

Durabilidad: Hongos: De medio a poco durable


Impregnabilidad

Duramen: De poco a no impregnable
Albura: Impregnable

Propiedades físicas

• Densidad aparente al 12% de humedad 500 - 540 kg/m3 madera semiligera.
• Estabilidad dimensional
– Coeficiente de contracción volumétrico 0,38 % madera estable.
– Relación entre contracciones 1,81% tendencia a deformarse media.
• Dureza (Chaláis-Meudon) 1,9 madera blanda a semiblanda.

Propiedades mecánicas

Resistencia a flexión estática: 1057 kg/cm2
Módulo de elasticidad: 94.000 kg/cm2
Resistencia a la compresión: 1020 kg/cm2

Mecanización

  • • Aserrado: Fácil sin dificultad.
  • • Secado: Fácil y rápido. Riesgo pequeño de fendas y deformaciones.
  • • Cepillado: Fácil.
  • • Encolado: Fácil.
  • • Clavado y atornillado: Fácil.
  • • Acabado: Fácil.

Aplicaciones

Muebles rústicos y juveniles de interior.
Carpintería de huecos y revestimientos, interior y semiexterior: Puertas, ventanas, tarima, frisos.
Carpintería de armar, interior y semiexterior.
Madera laminada.
Chapas decorativas y tablero contrachapado.
Construcción auxiliar (puntales, encofrados).


El Pino silvestre es un árbol que puede alcanzar hasta 40 m, con porte esbelto y tronco recto, aunque en ocasiones se puede encontrar con aspecto retorcido y tortuoso.

La corteza de la parte superior del tronco y de las ramas gruesas es muy característica por su color asalmonado y sus finas láminas que se desprenden. Las hojas se disponen en parejas, son aciculares, cortas, de 3 a 7 cm, flexibles y generalmente retorcidas, de un cierto color verde grisáceo o verde azulado.
Las flores masculinas son de color amarillo, excepcionalmente rosadas. Las inflorescencias femeninas, muy pequeñas, tienen aspecto de piña, de color púrpura.

Las piñas se unen a la ramilla por un corto y delgado pedúnculo. Son en general simétricas, o levemente asimétricas porque algunas escamas están un poco más hinchadas; de pequeño tamaño, no más de 6 cm de longitud. Cerradas son puntiagudas, de aspecto cónico y muestran una coloración verdosa. El borde superior de las apófisis en general marca un ángulo o pico, lo que constituye un buen carácter para diferenciarla de la piña de P. nigra, que tiene esta misma arista suavemente curvada.

Distribución

Es natural del norte y centro de Europa y Asia, desde el norte de Siberia hasta la Península Ibérica, en donde encuentra su límite sur occidental. Es el pino de más amplia distribución en el mundo. En la Península Ibérica, aparece en dos grandes núcleos de población: las montañas pirenaicas y prepirenaicas, y los sistemas Ibérico y Central, no obstante, ha sido plantado en numerosos lugares.

En España, aunque puede encontrarse ya a 500 m de altitud, las mejores poblaciones se encuentran entre los 1000 y los 2000 m, pero llega a superar esta última cota. Se comporta pues como una especie de montaña, en zonas de sequía estival atenuada o casi inexistente. Tolera muy bien las bajas temperaturas invernales y las nevadas. En su área natural el pino silvestre se encuentra con más frecuencia sobre suelos silíceos, pero parece que es indiferente a la naturaleza del suelo porque crece con igual vigor también sobre sustratos calizos.

Observaciones

Su madera es clara, frecuentemente blanquecina, pero también amarillenta. De los pinos españoles es, junto con el pino salgareño, el que proporciona la madera más estimada, sobre todo si procede de las poblaciones de los sistemas Ibérico y Central. Se ha empleado para hacer vigas, muebles, parquet, postes, etc. También se utilizó para leña y para hacer teas. Hoy, las buenas piezas se destinan a la fabricación de muebles de calidad, vigas y otras formas laminadas, y las piezas menores, para tableros de partículas, palets y otros elementos menos duraderos. Muchas de las iglesias de la mitad norte están hechas a base de madera de este pino, tanto para los techos, como los retablos y todo el andamiaje que necesitaron. También fue muy utilizada en la construcción de casas y palacios, como en San Lorenzo del Escorial.